martes, 25 de diciembre de 2007

Qué es la proyección U.T.M.


PROYECCIÓN UNIVERSAL TRANSVERSAL DE MERCATOR (U.T.M.)
Todas las proyecciones usadas tienen determinadas ventajas y desventajas. Actualmente, en la construcción de las cartas a mediana y gran escala se utilizan, casi exclusivamente, proyecciones conformes. Las proyecciones conformes son aquellas que conservan los ángulos.
La proyección U.T.M.: es una proyección conforme y es la adoptada por la mayoría de los países del mundo.

En Principio, la Proyección U.T.M. es un sistema cilíndrico transverso conforme, tangente al globo terráqueo a lo largo de un meridiano, que se elige como mediriano de origen.


Ahora bien, este sistema, aplicado a grandes extensiones de longitud, hace que nos vayamos alejando del meridiano de tangencia, lo cual causa deformaciones considerables.

Por ello, se recurre al artificio de subdividir la superficie terrestre en 60 husos o zonas iguales de 6 grados de longitud, con la cual resultan 60 proyecciones iguales, pero cada una con su respectivo meridiano central.


En la proyección U.T.M. tanto los paralelos como los meridianos son líneas curvas.

Se puede evidenciar, si proyectamos el total del mundo en un plano, que la distancia entre los paralelos aumenta a medida que se alejan de la línea del Ecuador hacia los polos, debido a ello la representación cartográfica presenta cerca de los polos una distorsión excesiva, razón por la cual recientemente la UGGI (Unión Geodésica y Geofísica Internacional), dispuso que cada una de las 60 zonas debían acotar su latitud a 84 grados de latitud norte ( latitud 84° N) y 80 grados de latitud sur (latitud 80°S).

Para eliminar al máximo la distorsión, cada zona sólo tiene 6° de longitud, luego el meridiano central de la zona está 3°. A ambos lados de este meridiano central la distorsión es mínima. Cada país tiene uno o más de estas zonas que cubren su territorio. Por ejemplo, las zonas correspondientes a Chile Continental son la zona 18 y 19.

Sin embargo, las áreas encerradas por los meridianos y paralelos, que son líneas curvas, dan origen a trapecios curvilíneos de diferentes tamaños y formas.